Maitri es una práctica dentro de la filosofía budista que significa “Amistad incondicional conmigo mismo/a”, “amabilidad hacia uno mismo/a”.

La práctica de Maitri es un concepto súmamente útil que aprendí de la psicóloga argentina Virginia Gawel, y a día de hoy constituye un eje fundamental que atraviesa cada proceso de coaching que realizo, tanto para PAS como para no PAS. Da lo mismo el tema a tratar, en cualquier caso, una dosis extra de amabilidad hacia ti mismo será clave para el éxito.

Maitri es una de esas prácticas sutiles, aparentemente insignificantes, pero que marcan toda la diferencia.

bienestar interior

Sí, lo sé, llevamos demasiados años de condicionamiento social como para atrevernos a sentirnos bien con nosotros mismos, porque sí. Pero te aseguro que es algo que se puede entrenar y que va ganando fuerza poco a poco. Te animo a que seas tan descaradamente rebelde como para sentirte bien contigo mismo mientras estás en el camino y te equivocas, mientras estás batallando con tus piedras de siempre o mientras te sientes un caso perdido. Te sorprendería saber lo que la práctica de Maitri es capaz de propulsarte hacia el éxito, una vez te das permiso a perdonarte y a continuar tu camino.

Nos han educado en el miedo a que si dejamos de juzgarnos severamente, dejaremos de esforzarnos y nos abandonaremos. Y resulta que es más bien lo contrario; al romper el círculo vicioso de la crítica demoledora, recuperamos energía, foco e ilusión para ir a por lo que queremos. Porque nuestro combustible más auténtico y duradero proviene de nuestros deseos, y no de nuestras descalificaciones.

Especialmente en el trabajo con los PAS, Maitri constituye uno de los pilares fundamentales.

¿Por qué? Porque durante demasiado tiempo se ha sentido diferente, raro, inadecuado o incapaz. Porque no fue fácil florecer en un terreno preparado para otro tipo de sensibilidades. Y por otra parte, porque las personas consideradas y sensibles, paradójicamente, tienden a ser excesivamente duras consigo mismas.

Durante el proceso de coaching con el PAS considero que lo más adecuado es aplicar Maitri en dos direcciones:

Una dirigida hacia el pasado para recontextualizar tu vida a la luz de tu recién descubierto rasgo. Donde permitirte expresar emociones por todo lo que te faltó y por todo lo que te limitó, o por los desastres que tuviste que vivir como consecuencia del desconocimiento del rasgo. Todo esto con la finalidad de hacer las paces con uno mismo y con los demás. Mirar hacia atrás, entender y sanar es fundamental para poder estar bien dirigido hacia el futuro.

La otra dirección de la práctica de Maitri es en el presente. No basta hacer las paces con lo que fue, es fundamental seguir practicando la amabilidad con uno mismo cada día, aquí y ahora. Porque, inevitablemente, la alta sensibilidad seguirá generando ciertas tensiones en el día a día: en momentos en los que no puedes dar más de ti porque te saturas, en que necesitas regalarte un descanso (pese a que tus compañeros no PAS no lo necesiten), en que no te ha salido bien poner un límite o simplemente mientras vas avanzando poco a poco y te sientes torpe y lento al explorar nuevas formas de estar en el mundo, nuevas versiones de ti mismo.

Es fundamental que el PAS viva a gusto con su Alta Sensibilidad. Además, si tú rechazas esa parte de ti mismo ¿Cómo esperas gustar a los demás tal como eres? Sin embargo, qué atractivo e inspirador nos parece cuando conocemos a alguien que está en paz consigo mismo, que va ligero por la vida mostrándose con naturalidad. En realidad, aspectos como su apariencia, su ideología, su formación o sus circunstancias importan poco, simplemente transmite autenticidad y aceptación, y eso nos atrae. Pues ése es el camino de Maitri: aprender a cuidarse, a priorizarse y a gustarse tal cual la naturaleza nos ha hecho -con alta, baja o media sensibilidad ¡Y qué más da!-.

mejorar la autoestima

“Cómo te tratas a ti mismo es,

en realidad, cómo le muestras

a los demás cómo te tienen que tratar”

Rupi Kaur